El Smithsonian libera ranas en peligro de extinción en Panamá

Los ensayos de liberación preparan el camino para la reintroducción de ranas arlequín variable

Hace algún tiempo era común encontrar la rana arlequin (Atelopus varius) a lo largo de las corrientes de montaña, desde el oeste de Costa Rica hasta el oeste de Panamá.Ahora esta especie se encuentra en peligro en toda su área de distribución, diezmada por una enfermedad causada por el hongo quítrido. La rana arlequín es altamente sensible a este hongo, el cual ha llevado a esta y otras muchas especies de ranas en Centro America al borde de extinción. El 17 de enero, investigadores del Smithsonian liberaron aproximadamente 500 ranas en un sitio de concesión a Cobre Panamá en la provincia de Colón, Panamá, como un primer paso hacia una posible reintroducción a gran escala de esta especie. Esta liberación de prueba está incluida en el plan de conservación de biodiversidad de Cobre Panamá como una parte importante de sus compromisos ambientales.


La rana arlequín, Atelopus varius toma su nombre por la variedad de colores en neón (verde, amarillo, naranja o rosa) yuxtapuestos con el negro en su piel. Con el fin de monitorear las ranas liberadas a lo largo del tiempo, 30 de ellas llevan transmisores miniatura. El equipo científico también le colocó a cada rana un marcador de dedo de elastómero que brilla bajo la luz ultravioleta, esto para marcar a los individuos como parte de un estudio de monitoreo de la población.

El Proyecto de Rescate y Conservación de Anfibios de Panamá (PARC) espera asegurar el futuro de este y otros anfibios en peligro mediante la reintroducción de animales criados en cautiverio de acuerdo con un plan de acción desarrollado con el Ministerio de Ambiente de Panamá.

“Antes de reintroducir ranas en áreas remotas, tenemos que aprender cómo les va en el hábitat y lo que tenemos que hacer para aumentar sus posibilidades de supervivencia en lugares donde podamos monitorearlas de cerca”, comentó Brian Gratwicke, Coordinador Internacional del Proyecto de Rescate y Conservación de Anfibios de Panamá (PARC) en el Instituto de Biología de la Conservación del Smithsonian. “Los ensayos de liberación pueden tener éxito o no, pero las lecciones que aprendemos nos ayudarán a entender los desafios que tienen estas ranas en su transición de vida en cautiverio a un hábitat natural”.

“La rana arlequín es uno de los parientes más cercanos de la Atelopus zeteki, la emblemática rana dorada de Panamá, otra especie objetivo en nuestro programa de cría en cautiverio”, comentó Roberto Ibáñez, Director del proyecto PARC en el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) en Panamá. “Estaremos monitoreando la comunidad anfibia de los alrededores y el clima en este sitio, y comparando estos parametros con la comunidad de anfibios en otro sitio de control. Este tipo de monitoreo intensivo nos permitirá entender la dinámica de la enfermedad en relación a estos ensayos de liberación “.

“Nos tomó algunos años dominar cómo criar con éxito estas ranas en cautiverio”, comentó Ibáñez. “A medida que la cantidad de individuos que tenemos continúa en aumento, tenemos nuevas oportunidades de investigación que nos permiten entender los factores que tienen influencia en su sobrevivencia, lo cual es información muy relevante para ir generando estrategias de largo plazo para su re-introducción”.
Esta prueba de liberación fue posible gracias al apoyo de Cobre Panama, National Geographic Society, el Fondo Mohammed bin Zayed y al WoodTiger Fund.
El Proyecto de Rescate y Conservación de Anfibios de Panamá es una asociación entre el Zoológico Cheyenne Mountain, el Zoológico de Houston, el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales, el Instituto de Biología de Conservación Smithsonian y el Zoológico de Nueva Inglaterra. Tiene dos instalaciones en Panamá: una en el Centro de Rescate y Conservación de Anfibios de STRI en Gamboa y el Centro de Conservación de Anfibios de El Valle, en El Níspero. Combinadas, estas instalaciones cuentan con personal de tiempo completo que se ocupa de cuidar una colección de 12 especies en peligro de extinción.

Reporte del Taller de Conservación de las Ranas Doradas de Panamá

Tengo el placer de distribuir el Reporte del Taller de Conservación de las Ranas Doradas de Panamá en su versión oficial en Español.

golden frog report

El grupo para la conservación de las ranas doradas de Panamá se reunió en El Valle de Antón en Noviembre de 2013 para identificar y abordar los temas críticos necesarios para conservar las ranas doradas de Panamá, fomentar la colaboración y el intercambio de información, y desarrollar un plan de acción para ampliar los esfuerzos de conservación con miras hacia el futuro. Con la misión de “salvar un tesoro nacional, devolviendo la rana dorada a la naturaleza”, el grupo ha logrado importantes avances dentro del manejo de poblaciones en cautiverio, manejo de enfermedades, manejo del hábitat, análisis de viabilidad de la población (PVA por sus siglas en ingles) y comunicación y colaboración.

Estos son algunos de los avances mas importantes:

1. El manejo de las poblaciones en cautiverio de Panamá y Estados Unidos han combinado esfuerzos para mejorar las condiciones en cautiverio y aumentar la cría y reproducción de sus ejemplares mas valiosos. EVACC ha tenido un éxito de reproducción sustancial en los últimos años. Y el uso de tecnologías de crio preservación y tratamiento hormonal esta siendo desarrollados por nuestros colaboradores.

2. Aproximadamente diez grupos de investigación en manejo de enfermedades trabajan en una amplia gama de proyectos que generan valioso conocimiento sobre las características y epidemiologia de Bd; virulencia y transmisión; defensas naturales, respuesta inmune y heredabilidad de la resistencia y/o tolerancia a la enfermedad.

3. Las misiones de rescate y monitoreos de enfermedades en estado salvaje continúan en sitios históricos de distribución de las ranas doradas. El Proyecto Atelopus ha encontrado cuatro poblaciones de Atelopus varius en la naturaleza y continúan con la búsqueda de otras poblaciones sobrevivientes.

4. El primer análisis de viabilidad de población y modelo de enfermedad esta siendo desarrollado por miembros del grupo que tiene el mismo nombre. Científicos lideres en historia natural, comportamiento, requerimiento de hábitat, cría en cautiverio, enfermedades y modelaje participaron de un taller de priorización de proyectos de investigación que alimenten estos programas.

5. Por tres años consecutivos el grupo ha realizado reuniones frecuentes en donde se revisan los avances, se identifican los retos y se discuten soluciones dentro de cada grupo de trabajo. Se han producido documentos publicados y distribuidos en revistas científicas, importantes sitios web de conservación como la lista roja de especies en peligro de la IUCN, zoológicos y acuarios, organizaciones encargadas de la toma de decisiones y material educativo para programas escolares y de educación ambiental.

6. Un componente fuerte de educación ha generado la atención y toma de conciencia del publico en general que visita y participa de actividades como El Festival de la Rana Dorada. Los esfuerzos para la conservación de los anfibios en Panamá son liderados por panameños con el apoyo de organismos internacionales de financiación y donantes. Uno de los objetivos del proyecto es conseguir más inversión panameña en la conservación de Panamá mientras continúa con la capacitación de personal, infraestructura y apoyo al reforzamiento de las leyes.

por Angie Estrada.

Reunión sobre la Rana Dorada panameña

Meeting Participants from the golden frog PHVA workshop

Reunión Estratégico de Planificación de Conservación de Especies para la Rana Dorada Panameña

Del 19 al 22 noviembre un grupo de científicos de países tan lejanos como Australia se reunieron en el Hotel Campestre durante el Taller Estratégico de Planificación de Conservación de Especies para la Rana Dorada panameña. Los participantes compartieron información sobre el estado actual de las ranas doradas en cautiverio y en la naturaleza. Ellos iniciaron un diálogo abierto sobre las preocupaciones relativas a la conservación de esta especie, la educación y la participación de la comunidad, además de cómo crear un marco para coordinar y orientar el trabajo de aquellos dedicados a la recuperación de la rana dorada panameña.

La reunión fue convocada por el Proyecto Rana Dorada y Proyecto de Rescate y Conservación de Anfibios de Panamá y facilitada por el Grupo de Especialistas en Conservación y Reproducción. Agradecemos a la Fundación Anela Kolohe y la Fundación Shared Earth para la financiación.

Plan para salvar de la extinción a los anfibios de Panamá

Ciudad de Panamá, 29 de marzo de 2012.

La Autoridad Nacional del Ambiente de Panamá (ANAM) y el Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales presentaron hoy el “Plan de Acción Para la Conservación de los Anfibios en Panamá,” que constituye el primer paso que guía una serie de acciones a implementarse con la finalidad de hacerle frente a la alarmante declinación de los anfibios en Panamá.

Atelopus certus

Los anfibios (ranas, sapos, salamandras y cecilias) fueron los primeros vertebrados en poblar el medio terrestre. Presentan particularidades biológicas y ecológicas que los convierten en organismos extremadamente sensibles a cambios en el ambiente que los rodea. Son parte importante del balance ecológico pues se alimentan de grandes cantidades de insectos y a su vez son alimento para otros animales. Por tal razón, son utilizados ampliamente como indicadores y sistema de alerta ante factores que influyen sobre la salud o calidad del ambiente.

En 1989, los científicos lanzaron una voz de alarma debido a que las poblaciones de anfibios alrededor del mundo estaban disminuyendo. Unos años más tarde, se dieron cuenta de que las ranas, sapos, cecilias y salamandras estaban desapareciendo debido a un hongo que causa una enfermedad conocida como quitridiomicosis y que las declinaciones de poblaciones y desapariciones de especies eran más evidentes en Panamá, que en cualquier otra parte del mundo.

Se ha confirmado que en Panamá esta enfermedad es responsable de diezmar gran parte de las poblaciones de ranas y sapos de forma progresiva y sostenida. De acuerdo a la lista roja de la IUCN, de las 197 especies de anfibios registrados en Panamá, un 25% –alrededor de unas 50 especies— están catalogadas como amenazadas. La enfermedad ha devastado las ranas de las tierras altas del oeste y centro de Panamá y se esparce a través del país hacia el este.

La velocidad y letalidad con la que actúa este hongo patógeno plantean la necesidad de responder rápidamente; ya que los científicos prevén que en poco tiempo la enfermedad se extenderá a todo el país, alcanzando áreas de gran riqueza de anfibios como Darién. Esta situación se agrava con la inminente desaparición de especies que pudieran contener compuestos medicinales (analgésicos, antimicóticos) en su piel o que ni siquiera han sido descritas por la ciencia.

Por ello, el Plan de Acción para la Conservación de los Anfibios en Panamá busca la estrecha colaboración con los diferentes grupos de interés para realizar una planificación participativa, integrar iniciativas, optimizar recursos disponibles e identificar posibles fuentes de financiamiento. El Plan integra componentes específicos de investigación, conservación y educación a corto y mediano plazo para asegurar las poblaciones en el futuro.

El componente de investigación busca proponer e impulsar acciones específicas que generan información científica para la comprensión de la problemática y la implementación de estrategias de conservación. El componente de Conservación contempla el proyecto de conservación ex situ como respuesta inmediata para preservar en cautiverio especies de anfibios actualmente amenazadas en su hábitat natural. Finalmente, el componente de Educación busca implementar programas de educación y campañas divulgativas, dirigidas a crear conciencia sobre el público en general que a su vez faciliten la ejecución de las medidas de conservación.

– Mónica Alvarado Garrido, Smithsonian Tropical Research Institute