Nuevo laboratorio de rescate de anfibios en peligro de extinción abre sus puertas en Panamá

Panamá 8 de abril:

Los científicos del Instituto de Biología de la Conservación del Smithsonian (SCBI por sus siglas en inglés) y del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), que colaboran en el Proyecto de Rescate y Conservación de Anfibios de Panamá (PARC) inauguraron un nuevo refugio para los anfibios en peligro de extinción. Las instalaciones localizadas en Gamboa, Panamá conforman el centro de conservación de anfibios más grande de su tipo. El nuevo centro extiende el trabajo iniciado en el Centro de Conservación de Anfibios localizado en El Valle de Antón (EVACC ) de implementar una estrategia nacional para la conservación de la biodiversidad de anfibios de Panamá mediante la creación de poblaciones de aseguranza en cautiverio.

Gamboa Amphibian Research and Conservation Center

Panamá es un punto clave de biodiversidad de anfibios con más de 200 especies de ranas, salamandras y cecilias. Sin embargo, durante los últimos 20 años, muchas de las especies de anfibios únicas de Panamá han disminuido o desaparecido como consecuencia del mortal hongo quítrido que se ha extendido por toda América Latina y el Caribe. De hecho, un tercio de las especies de anfibios en Panamá se consideran amenazadas o en peligro de extinción. Los conservacionistas de anfibios de todo el mundo están estableciendo poblaciones en cautiverio de las especies de anfibios más vulnerables para protegerlas de la extinción. Se cree que 122 especies de anfibios se han extinguido en todo el mundo desde 1980 en comparación con sólo cinco especies de aves y ninguna especie mamífero durante el mismo período.

“Nuestro mayor desafío en la carrera para salvar a los anfibios tropicales ha sido la falta de capacidad”, comentó Brian Gratwicke, científico especialista en anfibios del SCBI y coordinador internacional de PARC. “Esta instalación nos permitirá hacer mucho más. Ahora tenemos el espacio necesario para salvaguardar algunos de los anfibios más vulnerables y bellos de Panamá y llevar a cabo las investigaciones necesarias para reintroducirlos a la naturaleza”.

Side view of facility

El centro cuenta con un laboratorio de trabajo para los científicos, un espacio de cuarentena para las ranas colectadas de la naturaleza y cápsulas de rescate con capacidad para hasta 10 especies de ranas. En el laboratorio entre otros temas, los científicos del SCBI continuarán la investigaciones relacionadas con la búsqueda de una cura para el quítrido. El mes pasado publicaron algunos resultados en la revista científica, Proceedings of the Royal Society, demostrando que ciertas ranas doradas panameñas fueron capaces de sobrevivir la infección del quítrido gracias a la comunidad única de microbios que viven en su piel. Siete cápsulas de rescate albergan la colección de anfibios y los insectos necesarios para alimentarlos. Estas cápsulas de rescate se construyeron de contenedores reciclados que antes se utilizaron para transportar productos congelados por el Canal de Panamá. Estos se han modificado para servir como mini-ecosistemas con terrarios especializados para cada especie de rana.

“Nuestro proyecto ayuda a poner en práctica el Plan de Acción para la Conservación de los Anfibios en Panamá del 2011, cuyo autor es la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM), ahora Ministerio del Ambiente”, comentó Roberto Ibáñez, director del proyecto en el Smithsonian para PARC. “Esto ha sido posible gracias al interés en la conservación de la biodiversidad de anfibios por parte del gobierno de Panamá y el apoyo que hemos recibido de las empresas en el país.”

El nuevo laboratorio de rescate será clave en los estudios para lograr la reproducción de las ranas. Recientamente, los científicos del Smithsonian lograron eclosionar la primera ranita de A. geminisae bajo cuidado humano en una de las cápsulas de rescate en el centro de Conservación de Anfibios en Gamboa. La diminuta especie de rana venenosa, más pequeña que una moneda de diez centavos, fue descubierta y descrita por primera vez en Panamá en 2014. En una cápsula de rescate, los científicos simularon las condiciones de cría. La nueva instalación proveerá espacio muy necesario para crecer y expandirse, lo que les permite criar poblaciones de aseguranza para muchas más especies. Un pequeño nicho de exhibición ofrece una ventana directamente hacia una cápsula de rescate activa, donde los visitantes pueden ver las ranas y a los científicos mientras trabajan para conservar estas ranas en peligro de extinción.

PARC es una asociación entre el Zoológico de Houston, Cheyenne Mountain Zoo, el zoológico de Nueva Inglaterra, SCBI y STRI. La financiación de las nuevas instalaciones fue proporcionada por Defenders of Wildlife, Frank y Susan Mars, Minera Panamá, la U.S. National Science Foundation y la USAID.

Exhibition niche where visitors can glimpse inside a pod

Por ser un centro de investigación, PARC no está abierto al público. Sin embargo, hay paneles interpretativos y una ventana a la cápsula de investigación donde los visitantes pueden dar un vistazo al proyecto en acción. Para obtener más información, el público está invitado a visitar la exhibición Las Fabulosas Ranas de Panamá en el Centro Natural de Punta Culebra del Smithsonian ubicado en la Calzada de Amador.