El Zoológico Nacional tiene éxito recogiendo muestras de semen para salvar una rana en peligro de extinción

Gina Della Togna, una estudiante de doctorado de SCBI y nativa de Panamá, es una de los investigadores a cargo del procedimiento para recoger la esperma.

Gina Della Togna, una estudiante de doctorado de SCBI y nativa de Panamá, es una de los investigadores a cargo del procedimiento para recoger la esperma.

Con casi un tercio de todas las especies de anfibios en peligro de extinción como resultado del hongo mortal quítrido, el Zoológico National del Smithsonio ha dado un paso trascendental hacia la preservación de los genes de los anfibios y la increíble diversidad biológica de los anfibios en todo el mundo. Los investigadores del Smithsonian Conservation Biology Institute (SCBI) en Washington, DC, han comenzado a recolectar muestras de esperma de la colección de ranas doradas Panamanos(Atelopus zeteki) del Zoológico ,que estan en extinción en la naturaleza.

Aunque los investigadores han recogido muestras de semen de otras especies de anfibios, como las ranas gopher del estado de Mississippi y las ranas leopardo, no hay publicaciones que detallan los métodos de recoger la esperma de las ranas doradas panameñas. Colegas de SCBI en el Zoológico de Maryland han ayudado en el proceso, sugieron a los investigadores SCBI el método para recoger los espermatozoides de las ranas utilizando los estímulos hormonales.

“Ahora mismo tenemos tres distintos especies de Atelopus en las colonias de garantía en cautiverio en Panamá”, dijo Brian Gratwicke, un biólogo de conservación de SCBI que dirige el programa del zoológico de conservación de los anfibios para frenar la declinación global de anfibios. “Si somos capaces de congelar parte de su esperma,  las ranas doradas serán un modelo para asegurar la integridad genética de especies de ranas en situaciones parecidos.”

Gina Della Togna, una estudiante de doctorado de SCBI y nativa de Panamá, es una de los investigadores a cargo del procedimiento para recoger la esperma. A pesar de todo esto sigue siendo una tarea bastante nuevo, Della Togna dijo que se sentía que era fácil en comparación a la recogida de esperma de los mamíferos. Después de la estimulación hormonal, los espermatozoides se excretan en la orina por la cloaca de la rana, La cloaca es una apertura de usos múltiples de la cual se expulsan las heces, la orina y gases. Esto se contraste con los mamíferos, que poseen estructuras especializadas para la expulsión de los residuos y para la reproducción.

Esperma del rana dorada.

Esperma del rana dorada.

Aunque la recogida de esperma de esta especie ha tenido éxito, encontrar el protocolo de estimulación más eficiente y repetable es crítico. Entonces, la identificación del método adecuado crioprotector y la congelación será otro desafío. Los investigadores sospechan que el componente celular más probable es responsable del movimiento de los espermatozoides, llamada vesícula mitocondrial, tiene una estructura única en comparación con el de otros animales.

“La vesícula mitocondrial es una estructura muy frágil”, dijo Della Togna. “La protección de esta estructura será definitivamente uno de nuestros mayores desafios.”

A pesar de los numerosos desafíos, el equipo de investigación que supervisa la recolección de semen y el almacenaje de las muestras se mantienen optimista.

Comizzoli Pierre, un biólogo de SCBI que estudia  gametos, supervisa el proyecto de tesis doctoral esta entusiasmado con la perspectiva de esta empresa y se encarga de estudiar la compleja estructura de los espermatozoides de oro rana con Della Togna.

“Siempre es emocionante descubrir nuevos mecanismos biológicos”, dijo Comizzoli. “Los espermatozoides de cada especie tienen características únicas que necesitan ser bien entendida antes de la elaboración de protocolos de conservación”, dijo Comizzoli.

Aparte de su importancia genética y natural, la rana dorada de Panamá es un símbolo significativo de la cultura para los panameños. Pueblos precolombinos usaron los imagenes de estas ranas en “huacas”, o los objetos sagrados, junto con la creación de leyendas acerca de estas ranas renombrados, que perduran en el campo de Panamá hoy, dijo Della Togna.

“Esta especie no existe cualquier otro lugar del mundo “, dijo Della Togna. “Se encontrara cuadros y esculturas en los mercados locales, en las ventas de artesanías indígenas, en billetes de lotería, y otros lugares. Esperemos que este proyecto ayudará a asegurar que un día usted será capaz de verlo una vez más en las orillas de los ríos panameños donde pertenecen.

Phil Jaseph, El  Zoologico National del Smithsonion (Traducción por Tracy Stetzinger)